La inesperada fortuna en oro que encontró un hombre escondida entre los muebles de su casa

La casa que un hombre francés heredó ocultaba un regalo inesperado.
Este hombre que recibió el inmueble de un pariente encontró un sorprendente tesoro de 100 kilos de oro escondido dentro los muebles y en otros lugares, como debajo de una pila de telas de lino y en un baño.
“Había 5.000 piezas de oro, dos barras de 12kilos y 37 lingotes de un kilo”, dijo el subastador Nicolás Fierfort a la agencia de noticias AFP.
La fortuna está valorada en unos US$3,7 millones.
Fierfort contó que visitó la casa ubicada en Evreux, Normandía, en el norte de Francia, para tasar los muebles que estaba vendiendo el nuevo propietario.
El coleccionista que asegura que escondió un tesoro de US$2 millones y dejó nueve pistas para encontrarlo en un poema
Él no vio el oro, debido a que estaba “extremadamente bien escondido”.
Las monedas y las barras doradas solo empezaron a salir a la luz cuando el nuevo dueño comenzó a mover las cosas.
Buenos escondites
Primero, encontró una caja de estaño con monedas atornilladas a la parte interior de uno de los muebles.
Luego encontró más monedas, cuidadosamente escondidas en una caja destinada a una botella de whisky.
El tesoro milenario que el nieto del fotógrafo de Hitler le devolverá a Bolivia
Finalmente, el hombre desenterró una pila de barras y lingotes de oro.
“En ese momento llamó a su abogado para hacer un inventario”, dijo Fierfort.
Según los certificados encontrados en la herencia del difunto, el oro fue comprado legalmente entre los años 50 y 60.
El metal ya se ha vendido a compradores en Francia y en el extranjero.
El fabuloso tesoro en lingotes de oro que se oculta bajo las calles de Londres
Sin embargo, el diario local La Depeche, que fue el primero en publicar la historia, dijo que el golpe de suerte del heredero podía venir acompañado de un pequeño inconveniente.
El hombre debe pagar un impuesto de herencia del 45% y, si el propietario original no declaró sus activos, otros tres años de impuestos por lo que no se pagaron.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*