Un teleférico hacia el cartel de Hollywood

 

de Hollywood, una de las principales atracciones turísticas de una de las ciudades más emblemáticas del cine, Los Ángeles.

Según Los Angeles Times, el estudio que fundaron los hermanos Warner en 1923 invertirá 100 millones de dólares (85 millones de euros) en el proyecto que será completado por la creación de centro de visitas de las míticas letras blancas que culminan en la colinas de Hollywood. Los visitantes tardarán apenas seis minutos en alcanzar la cima de la colina situada a 1,6 km de distancia del punto de partida del teleférico, a los pies del estudio de la Warner en Burbank. Las ganancias serán repartidas entre el estudio cinematográfico y la ciudad

“El letrero de Hollywood es un punto de referencia histórico reconocido mundialmente”, dijo un portavoz de la empresa, aunque reconoció que la fama del cartel ha creado “efectos negativos como el tráfico masivo en las áreas residenciales adyacentes y las preocupaciones de relacionadas a la seguridad del sitio”.

Recreación del teleférico realizada por el estudio Warner.ampliar foto
Recreación del teleférico realizada por el estudio Warner.

“Propusimos el proyecto con el menor impacto ambiental, protegiendo y preservando el parque de Griffith y los barrios residenciales de la zona”, añadió el representante del estudio, cuyo proyecto aún necesita la luz verde del Consejo municipal de la ciudad. Gerry Hans, miembro de la asociación Friends of Griffith Park, declaró a Los Angeles Times que “mucha gente apoyará al proyecto de teleférico por el alivio que proporcionará a los residentes”, aunque advirtió de que “también habrá gente deseosa de proteger el parque del turismo de masa”. Según el diario californiano, las obras del proyecto durarán por lo menos cinco años.

Fue entre 1915 y 1930 que Hollywood, pequeño barrio situado a cinco kilómetros del downtown de Los Angeles, se convirtió en el centro neurálgico de la producción cinematográfica de Estados Unidos al concentrar estudios tan prestigiosos como Universal, Paramount, Columbia Pictures, 20th Fox, entre otros. Las letras gigantes fueron instaladas en las colinas de Hollywood en 1923 para promocionar el proyecto inmobiliario “Hollywoodland”, cuyas cuatro últimas letras fueron retiradas en 1940.

La atracción turística estuvo a punto de desaparecer cuando los propietarios del terreno consideraron venderlo. No fueron pocas las voces que se alzaron para pedir la preservación del emblemático letrero, como Tom Hanks, Steven Spielberg, Arnold Schwarzenegger o Hugh Hefner, el fundador de Playboy. El cartel fue renovado en 2012.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*